Main Street USADisneyland ParisUna ciudad de 1880

Main Street USA en Disneyland Paris

Main Street es una mirada un siglo atrás donde nos encontramos inmerso en una pequeña ciudad de los Estados Unidos de América a principios de siglo. Las edificaciones victorianas, tiendas decoradas con todos los detalles cuidados al máximo, galerías, tranvías, carruajes tirados por caballos, bandas de música, terrazas, cafés cuidadosamente decorados, restaurantes y automóviles de época, todo un mundo de ensueño. En varios puntos encontramos personajes con los que realizarnos un foto de recuerdo

Las atracciones que aqui encontramos son todas visuales, pero es impresionante el paseo y ver todos los detalles de las edificaciones cuidando hasta el mas mínimo detalle. Por cierto en este paseo esconda la VISA.

Disneyland Railroad Station

Cuatro auténticos trenes de vapor donde cómodamente daremos la vuelta por el Parque Disneyland®. EL George Washington, un tren azul y rojo en homenaje al primer presidente de los Estados Unidos, el Tren C.K. Hollyday fundador de la línea de ferrocarril de Santa Fe, el tren W.F. Cody que naturalmente hace homenaje a Buffalo Bill y finalmente el Tren Eureka en honor a los buscadores de oro que gritaban Eureka al encontrar una pepita.
En cada una de las lands del parque se encuentra un estación tematizada, excepto en Adventureland que comparte la de Frontierland. Un recorrido recomendable para ver el parque desde un punto de vista diferente.

Main Street Vehicles

Horse Down Streetcars, el edificio desde donde salen los coches de caballos que recorren Main Street USA, está construido en homenaje al castillo de Disneyland Resort en California, el parque original. Recorra la calle en coches de época, tranvías tirados por percherones o coche de bomberos de la época.
Podemos encontrar paseando varios vehículos como el Paddy Wagon, un Ford que era utilizado por la policía para transportar a los detenidos, la Limousine un Cadillac Modelo G de 1908, el Fire Truck, el Double-Decker Bus que circulaba por la 5ª Avenida de Nueva York a principios de siglo un espectacular Horse-Drawn Streetcar todo un omnibus tirado por caballos. Pasee en un transportes de 1880.

Liberty Arcade

Según accedemos a Town Square por el lado izquierdo encontramos Liberty Arcade donde se narra la historia de la estatua de la libertad que París regaló a Nueva York, como símbolo de libertad y amistad. Nada mas acceder miramos las lámparas que iluminan la entrada a la galería que representan la antorcha que porta la Estatua de la Libertad para iluminar el mundo. Las vitrinas presentan los procesos de la construcción de la estatua y su colocación con muchas fotos, bocetos y maquetas de la estatua, todo un espectáculo visual para los amantes de la historia.
Cuidado, a muchos les pasa inadvertido a mitad de la galería que, tras las cortinas podemos asistir al momento de su inauguración, seguro que has pasado por delante y ni has asistido.

Discovery Arcade

Según accedemos a Town Square, plaza de la entrada, por el lado derecho encontramos Discovery Arcade donde revivir la época de los grandes inventos. Un agradable recorrido pasando por la parte trasera de las tiendas y restaurantes de la calle principal y pudiendo acceder a estas desde aquí. Es un verdadero museo en cuyas vitrinas se exponen 52 piezas originales como maquetas, croquis, reproducciones de artefactos voladores, automóviles, trenes, planos de ciudades, el Hyperion que encontraremos en Discoveryland así como patentes de distintos genios como Edison, Heinz, Westinghouse,… En las columnas que sostienen el techo observamos la figura del 'Hombre de Vitruvio' de Leonardo da Vinci fuente de inspiración de Dicoveryland junto a Julio Verne.

Dapper Dan's Hair Cuts

Revivir un corte de pelo en una típica barbería de 1900, un momento de relajación mientras mira la decoración. Si la encuentras cerrada, ya que tiene un horario reducido, podrás verla desde dentro del Emporium ya que la tienda tiene un acceso sin puerta desde el interior. Todo en la barbería es original de la época.

Shopping

No es una atracción en si, pero recorrer las tiendas de Main Street es todo un deleite para los sentidos y la cartera. No dejes de entrar en las tiendas y ver los detalles cuidados al máximo para una experiencia que te hace retroceder unos 200 años en el tiempo.
SUBIR